POR TALLOS Y RAÍCES ESPECIALIZADOS

Los bulbos, cormos, rizomas, tubérculos, raíces tuberosas, y pseudobulbos, son estructuras vegetativas que presentan un objeto doble; por una parte almacenan sustancias de reserva para soportar condiciones adversas, y por otra parte tienen función reproductiva.

Las plantas que los poseen son, en general, herbáceas perennes en las cuales los tallos mueren al final de la campaña; la planta sobrevive en el terreno como un órgano latente, que posee yemas que, a su vez, brotarán en la campaña siguiente.

El procedimiento de propagación en que se utiliza la producción de estructuras separables de forma natural, tales como el bulbo y el cormo se conoce como separación. En los casos en que la planta se corta en secciones, como se hace en los rizomas, el proceso se denomina división.

BULBOS

Definición y estructura:

Un bulbo es un órgano subterráneo especializado consistente en un tallo axial, corto y carnoso (platillo basal), que lleva en su ápice un meristemo o un primordio floral y que está recubierto por escamas gruesas y carnosas. Los bulbos son producidos por plantas monocotiledóneas.

La mayor parte del bulbo está formado por escamas bulbares; las escamas exteriores del bulbo generalmente son carnosas y contienen elementos nutrientes de reserva, mientras que las escamas que se forman en el centro del bulbo funcionan en menor grado como órganos de almacenamiento y son más semejantes a hojas. En las axilas de las escamas se desarrollan meristemos que producen bulbos en miniatura, denominados bulbillos.

Existen dos tipos de bulbos:

Bulbos tunicados (o laminados): estos bulbos tienen escamas exteriores secas y membranosas, que constituyen la túnica, que protege al bulbo de las lesiones mecánicas y de la desecación. Las escamas carnosas se encuentran en capas continuas y concéntricas, dando al bulbo una estructura sólida. Los bulbos de cebolla, tulipán y narciso son ejemplos de bulbos tunicados.

Bulbos escamosos (o no tunicados): estos bulbos no poseen una cubierta envolvente seca. Sus escamas están separadas y fijadas al platillo basal. En general los bulbos no tunicados se dañan con facilidad, por lo que se les debe manejar con más cuidado que a los tunicados; además se les debe conservar en condiciones húmedas debido a que se dañan con la desecación. Los bulbos del lirio son tunicados.

Propagación

Las plantas productoras de bulbos pueden propagarse de varias formas:

  1. Bulbillos (Hijuelos o Vástagos)
  2. Bulbillos en tallos, subterráneos o aéreos
  3. Escamado (formación de bulbillos en las escamas)
  4. Laminado (Estacas de bulbo)
  5. Estacas basales: ahuecado y división
  6. Estacas de tallo
  7. Estacas de hoja

CORMOS

Definición y estructura

Un cormo es la base hinchada de un tallo, envuelto por hojas secas con aspecto de escamas.

Mientras el bulbo está formado por escamas foliares, el cormo es una estructura sólida, de tallo con nudos y entrenudos bien definidos. En el cormo adulto, las bases secas de las hojas persisten en cada nudo y envuelven al cormo. Esta cubierta, conocida como túnica, lo protege de lesiones y contra la pérdida de agua. En el ápice del cormo hay una yema vegetativa apical, que se desarrollará para formar las hojas y el tallo floral. En cada uno de los nudos se producen yemas axilares. En un cormo grande, varias de las yemas superiores pueden desarrollarse en tallos florales, pero el crecimiento de las yemas próximas a la base del cormo es generalmente inhibido. Sin embargo si algo impide que crezcan las yemas principales, estas yemas próximas a la base pueden brotar.

Los gladiolos y los Crocus son plantas cormosas típicas.

Propagación

  1. Cormos nuevos y cormillos
  2. División del cormo

TUBÉRCULOS

Definición y estructura

Un tubérculo es una estructura de tallo modificada, que se desarrolla bajo tierra como consecuencia de un hinchamiento de la porción subapical de un rizoma y la consiguiente acumulación de material de reserva.

Tubérculo es una porción caulinar engrosada en mayor o menor grado, generalmente subterránea, como la patata (Font Quer, 1979).

La patata (Solanum tuberosum), la pataca (Helianthus tuberosus), la chufa (Cyperus esculentus) y Caladium son plantas típicas que se propagan por tubérculos.

Un tubérculo tiene todas las partes de un tallo típico. En los tubérculos de patata los “ojos” presentes en su superficie representan los nudos, cada uno formado por una o más yemas. La disposición de los nudos es en espiral, comenzando con la yema terminal (situada en el extremo opuesto a la cicatriz que queda en el lugar en que se fija al rizoma). La yema terminal es el extremo apical del tubérculo, que está situado en la parte más alejada de la corona de la planta.

000205154

tuberculos

Propagación

La propagación por tubérculos se efectúa plantando los tubérculos, o secciones de los mismos, de manera que cada sección disponga por lo menos de una yema. Las secciones deberán tener un tamaño determinado, de acuerdo con las reservas necesarias para que la nueva planta se establezca bien.

En algunos casos, como en Caladium, se utilizan esquejes basales de tallo.

RAÍCES Y TALLOS TUBEROSOS

Definición y estructura

Ciertas especies herbáceas perennes producen raíces tuberosas engrosadas en las que se almacenan gran cantidad de nutrientes. En ciertas plantas, como la dalia (Dahlia) y la batata o boniato (Ipomoea batata), estas estructuras engrosadas son verdaderas raíces tuberosas, con la estructura interna y externa de las raíces. Carecen de nudos; las yemas o son adventicias (boniato) o existen únicamente en la corona (dalia).

Otras plantas como la begonia tuberosa (Begonia X tuberhybrida), el ciclamen (Cyclamen persicum) y la gloxinia (Sinningia speciosa) tienen unas estructuras engrosadas, que se han originado de tejidos agrandados del hipocotilo (tallo), pudiendo incluir los primeros nudos del epicotilo y la sección superior de la raíz primaria (Hartmann y Kester, 1995). En el extremo superior (corona) tienen yemas, produciendo raíces fibrosas en la parte basal.

Propagación

  1. Brotes adventicios
  2. División

 

RIZOMAS

Definición y estructura

Rizoma es una metamorforsis caulinar debida a la vida subterránea, o dicho de manera más simple, tallo subterráneo (Font Quer, 1979).

Un rizoma es una estructura de tallo especializada en la cual el eje principal de la planta crece horizontalmente justo debajo o sobre la superficie del suelo (Hartman y Kester, 1995).

Varias plantas de importancia económica como el bambú, la caña de azúcar, el plátano, el jengibre (Zingifer officinale), muchas gramíneas forrajeras, así como varias especies ornamentales como el lirio del valle (Convallaria majalis) y el iris (de tipo rizomatoso) tienen rizomas. La mayor parte son monocotiledóneas, aunque algunas dicotiledóneas (arándano azul [Vaccinium angustifolium]) tienen tallos análogos, que se les clasifica como rizomas. La mayor parte de los helechos, equisetos y de los grupos de plantas inferiores tienen rizomas o estructuras semejantes a estos (Hartman y Kester, 1995).

Existen fundamentalmente dos tipos de rizomas: paquimorfo y leptomorfo. El paquimorfo es grueso, carnoso y acortado. Se forma como una macolla, formada a su vez por secciones individuales cortas; es determinado, es decir, que cada macolla termina en un tallo floral y el crecimiento continúa sólo de ramas laterales. El rizoma leptomorfo es delgado, con entrenudos largos; es indeterminado, es decir que crece continuamente en longitud en el ápice terminal y por ramificación lateral. Este tipo no produce macolla, sino que se extiende ampliamente sobre una superficie. Entre ambos tipos existen otros intermedios y se les denomina mesomorfos (McClure, ref. Hartman y Kester, 1995).

Propagación

  1. División
  2. Estacas de tallos áereos

PSEUDOBULBOS

Pseudobulbo es una estructura de almacenamiento, consistente en una sección engrosada y carnosa de tallo, formada por uno o varios nudos, producida por muchas especies de orquídeas (Hartman y Kester, 1995). La forma de los pseudobulbos varía con las especies, de forma que sirve para la identificación de las mismas. Cuando los pseudobulbos se encuentran inactivos, sin hojas, se les denomina bulbos durmientes, y pueden utilizarse para la propagación, pues al separarlos del rizoma, los ojos inactivos suelen iniciar el desarrollo.

Propagación

La propagación de algunas orquídeas simpodiales (como las especies del género Cattleya, muy importante comercialmente) puede realizarse mediante la separación de bulbos durmientes aislados o por división. Los bulbos durmientes tardarán unos años en florecer, mientras que las divisiones de una planta grande pueden florecer en la campaña siguiente, siempre que cada división cuente con un mínimo de 4 pseudobulbos.

En algunas especies (como el género Dendrobium, que son simpodiales, aunque parecen monopodiales) pseudobulbo es largo, con muchos nudos en los que se forman hijuelos, en cuya base se forman raíces. Los hijuelos enraizados se cortan y transplantan.

*Simpodiales → Orquídeas formadas por varios tallos que surgen de la base, que a su vez contiene varios pseudobulbos.

*Monopodiales → Orquídeas con un único tallo principal y no presentan pseudobulbos.