Estacas de Granado

Tras cortar en invierno ramas de granado con un ø > 15 mm y una longitud de 20 – 30 cm, en parada vegetativa y sin hojas (el granado es un árbol caducifolio), fueron enterradas,  2/3 de su longitud, verticalmente en grupos de 6 por cubo. Cada cubo además de turba negra contenía bolitas fertilizantes de liberación lenta y tubos con resistencias eléctricas en el fondo del recipiente, para proporcionar calor, que acelera la formación de raíces. Pasados tres meses en sustrato húmedo y cálido, el 80 % de las estacas de Granado (Punica granatum) enraizaron:

Estaquillado Granado (2)

Otra forma más fácil de propagar el granado es seleccionar y separar un chupón (brote vigoroso), que crezca cerca de la planta madre, pero emergiendo del suelo (porque tiene que ser un brote adventicio de raíz) y separarlo de esta con una porción de raíz, para transplantarlo a maceta. El chupón con su raíz deberá de ser leñosos (estar lignificado) y se cortará su extremo apical para que tenga una longitud entre 20 y 30cm. Cuando haya crecido bien en maceta durante un año, se procederá a transplantarlo a campo:

20150507_184414

Anuncios